En Ciudad Bolívar, Antioquía, se ubica la finca La Reserva, propiedad de los señores Jaime Vásquez, Juan Felipe Ocampo y el equipo de café Lumbus.
Como productores del café Colombia, hoy nos cuentan con orgullo esta historia.

“En La Reserva cultivamos y cosechamos cafetos muy cuidadosamente. Separamos y seleccionamos los granos para luego esmeradamente tostarlos y extraer así todos sus sabores y aromas”.
Este trabajo, hecho con amor y abnegación, ha dado como resultado que su café sea conocido y apreciado. Y no solo por quienes lo consumen habitualmente, sino por una de las cafeterías más populares del mundo: Starbucks.

Ya que, en las tiendas de café especial de Starbucks, conocidas en el mundo como Starbucks Reserve, se está consumiendo este café por segundo año consecutivo. ¿Tiene esto algo de especial? ¡Por supuesto que sí! Este es un caso no común de repetición de venta y exhibición de la misma marca.

Los Starbucks Reserve son tiendas de Starbucks en las que puedes encontrar los cafés más exóticos y exclusivos del mundo. Cuentan con una cantidad limitada de marcas únicas en sus vitrinas cada año. De esta forma, estas marcas y variedades se exhiben y venden durante un año y luego cambian para que puedan exhibirse nuevas. En el caso del café de la finca La Reserva, se renovó por un año más su vitrina. El motivo: Su calidad, sabor y aceptación de los consumidores.

Esta renovación no es común, y es un gran incentivo al trabajo de la finca. Tanto los trabajadores como quienes administran celebraron este hecho y dicen que seguirán esforzándose para obtener el mejor café.

Como podemos ver, los frutos de la finca La Reserva están dándose a conocer a nivel mundial y podemos decir, con toda propiedad, que el café de Ciudad Bolívar nos está proyectando en el mundo.