Brasil tiene algunos de los mejores cultivos de café del mundo. Sin embargo, no cultiva una sola variedad. Las distintas zonas y alturas del país carioca, entregan cafés diferentes y únicos. Vamos a conocerlos.

Sur de Minas

100% arábica

Son los cafés que cuando participan en competiciones obtienen las mejores clasificaciones de bebida. Es la región que mayor volumen produce, y por ello hay una mayor probabilidad de encontrar micro lotes muy interesantes.

La zona de producción se sitúa a una altitud de entre 850 y 1250 m, con una temperatura media anual de 220 -24°C, y las variedades de Arábica más cultivadas son Catuaí y Mundo Novo (no obstante, también se pueden encontrar gran cantidad de fincas con Obata, Ruby e lcatu).

CERRADO MINEIRO

100% Arábica:

Entre las regiones cafeteras, el Cerrado presenta cafés con leve acidez y dulzura, son cafés excelentes en aroma y con muy buen cuerpo. En términos generales, las fincas se encuentran situadas en altitudes superiores a 800-1200m. La mayoría de ellas tienen sistemas de irrigación, que protegen las plantas de eventuales faltas de lluvia, además de que con el uso de esta tecnología se pueden dosificar el riego con la finalidad de que el ciclo vegetativo esté lo más cerca posible de la perfección.

Es un área más concentrada, por lo que la maduración y la cosecha de café se lleva a cabo de manera más uniforme que en otras regiones.

MOGIANA 100% ARÁBICA

Se caracteriza por una bebida con buen cuerpo, café con sabor más afrutado que cítrico, y una cierta dulzura.

La Mogiana se encuentra en la región norte del estado de Sao Paulo y es una de las zonas históricamente más tradicionales. No tiene tanta altitud – entre 700 y 1000 metros – pero aun así se benefician de la calidad de la tierra para conseguir producir cafés de gran calidad. La temperatura media anual gira entorno a los 20°C, y en su mayoría, las variedades más plantadas son Catuaí y Mundo Novo.

ZONA DA MATA 100 ARÁBICA

Solo en el área de Manhuaçu existen cerca de 35000 productores (entre micro y pequeños), que cada vez están más dispuestos a invertir en el campo para mejorar la calidad del producto.

La región produce cerca de 7 millones de sacos de café y ha impresionado su calidad cuando algunos productores han puesto a prueba sus cafés en distintas competiciones.

También destacan los cafés arábicas del Estado de Bahía, los que ofrecen un sabor suave, con poco cuerpo y ligeramente achocolatados. Espíritu Santo y Rondonia destacan, sobre todo, por la alta producción de café Robusta Conion.