Ubicado al noroeste de Sudamérica, Ecuador limita con el océano pacífico. En la parte central, la Cordillera de Los Andes atraviesa el país de norte a sur. Y al este, se encuentra la Amazonía. Los cafetales están distribuidos en todo el país, pero no todos son iguales.

El cincuenta por ciento de la producción cafetalera de Ecuador se produce en las provincias costeras. Los cafetales se distribuyen de la siguiente manera: La provincia de Manabí alberga el 30 por ciento de la producción total. Las áreas de la Amazonía y la Sierra el 30 y el 25 por ciento respectivamente. El café Robusta se produce principalmente en la Amazonía.

Al sur del país se puede encontrar Typica, Caturra y Bourbon, que crecen a alturas de entre 1700 y 2300 m.s.n.m., principalmente en las zonas montañosas de Loja, la región amazónica de Zamora, y la región costera de El Oro.

Al norte de Ecuador, es posible encontrar café de Pichincha, Imbabura, Sucumbíos y Orellana. Las variedades Colombia y Castillo se importaron desde Colombia y se cultivaron allí.

En la provincia Costera de Manabí, el café se cultiva generalmente a altitudes de entre 600 y 800 m.s.n.m. Es una región que por su situación geográfica tiene unos microclimas muy particulares, donde las temperaturas tienden a ser relativamente bajas y así, crean potencial para producción de cafés muy secos después de la cosecha.

Y luego, tenemos a las Islas Galápagos. El café de esta región está de moda, y es costoso; en parte, por la oferta y la demanda, pero también debido a la dificultad para transportarlo hacia la zona continental.

Se ha visto un aumento en las variedades resistentes a la roya, tales como Sarchimor. La roya puede conllevar una amenaza significativa para los productores, ya que arruinó muchos cultivos en Latinoamérica, en 2012. Los árboles resistentes a la roya brindan seguridad, pero, a menudo tienen un perfil de sabor menos complejo, ácido y dulce.

Por otro lado, también se puede encontrar Sidra en Ecuador: una variedad extraña, conocida por su buena calidad.

Como vemos, los cafetales ecuatorianos son tan variados como los climas que se dan en ese país. La próxima vez que tomes tu café podrás saber donde se cultivó.